SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME (L)

Seguidores

Este blog es internacional, por eso lo tenemos en cualquier idioma !

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

martes, 19 de abril de 2011

Ella ♥

Hoy la quiero, mañana no, al día siguiente la pido perdón y la juro que nunca más volverá a pasar, la vuelvo a querer, quiero que sea mía, hoy me gusta otra, mañana puede que vuelva a quererla. Sé que ella también me quiere y que haría lo imposible por estar conmigo, eso es lo bueno, me aprovecho de sus sentimientos para que sea mi prisionera. Sé que a donde yo vaya ella me seguirá. Y a la mínima que sospeche algo que pueda romper nuestra relación le diré que si quiere saber cuánto la quiero que cuente las estrellas del cielo. La cuestión, o el plan, como lo quieras llamar, es decirla que la quieres y que solo existe ella. Si se cree eso lo tienes todo ganado. A lo largo del camino, ya que es muy cansino estar más de un mes con la misma chica, te podrás liar con unas y otras. Pero cuidado, que nunca sea con la amiga, ya que probablemente, sea una trampa para ver si eres fiel. Y si caes es muy difícil que te perdone, en verdad esto es táctica. Darle en su punto débil, decirle cosas bonitas y lo más importante de todo, que se las crea. Poco a poco esto se irá convirtiendo en vuestra rutina, si está de bajón te jodes y te quedas a su lado, porque tranquilo, ya llegará tu recompensa en forma de polvo. Si tienes un calentón ni se te ocurra decirle nada a tu novia, tírale a otra directamente. Porque si encima le dices a tu novia que quieres un polvo te dirá que solo piensas en eso, por lo tanto, estaríais en la cuerda floja y de un momento a otro te podría dejar. Hay que tener cuidado con las cosas que se dicen, hay que pensarlas antes, tío. Y, ¿qué más te digo? Ah, sí. Ni se te ocurra olvidarte de su cumpleaños si no quieres que esté una semana mínimo sin hablarte. Ya sabes, la llevas a cenar a un lugar bonito, con música lenta y buena comida –nada de burgerking ni mccdonald ni pizzería- y le regalas un collar o unos pendientes y le dices que lo compraste especialmente para ella. Tranquilo, hay tiendas en las que borran los grabados antiguos y ponen otros nuevos, así puedes usar el regalo de alguna ex. Y de vez en cuando tienes que quedar con ella para ver una película romántica los dos solos, y ¡ajá! después de eso un buen polvo y listo. La dejas durmiendo y vuelves a tu casa. Todo esto es como un juego, pero en el que podemos hacer trampas y comer fichas. Bastante complicado, ¿verdad?
-Tío, las mujeres son muy difíciles.
Conclusión: Y VOSOTROS TODOS IGUALES!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.