SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME (L)

Seguidores

Este blog es internacional, por eso lo tenemos en cualquier idioma !

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

domingo, 24 de abril de 2011

Todo el mundo busca algo en mí escondido. Todos quieren cambiarme, pero no se dan cuenta que quienes tienen que cambiar son ellos, simplemente por el hecho de querer hacer que cambie mi forma de ser. Me quieren, y dicen que soy buena persona, pero que tengo defectos horribles. ¿Y qué? Todos tenemos algún defecto horrible. El que más abunda es la cobardía, el miedo a decir la verdad, por lo que nos escondemos detrás de mentiras horribles. Afortunadamente, yo me considero lo bastante valiente como para decir cada cosa que me molesta, aunque solo sea a esas personas que se merecen que se lo diga. Lo reconozco, soy extremadamente celosa, pero si me dan algún motivo. También soy demasiado tímida, pero única si me llegas a conocer de verdad. Soy como una bomba, al principio me mantengo silenciosa, pero cuando exploto... todo el mundo me escucha.
Si esos son algunos de mis defectos, ¿sabes qué? Estoy orgullosa de mi misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.