SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME (L)

Seguidores

Este blog es internacional, por eso lo tenemos en cualquier idioma !

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

domingo, 1 de mayo de 2011

El amor es como fumar.
Empiezas con los primeros besos, con las primeras caladas. Te vas acostumbrando a ese cigarro después de comer y a sus palabras. Piensas que lo tienes controlado, puedes pasar días sin ese humo y sin sus caricias, pero hay algo que no encaja, si tanto lo controlas, ¿porqué siempre está el paquete de tabaco en el bolso y ese chico en tus pensamientos? Y.. un día te encuentras en medio de un bar fumando un cigarro al lado de la persona que mas quieres.
Sí, los dos son vicios, pero uno te quita la vida poco a poco y otro te la da, día a dí
a
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.