SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME (L)

Seguidores

Este blog es internacional, por eso lo tenemos en cualquier idioma !

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

viernes, 13 de mayo de 2011

Se me ocurren 1000 millones de razones para odiarte... Que me paralices con solo mirarme, que me hagas temblar con solo un roce, tu indiferencia, que prefiera 1000 veces verte sonreír con ella que perder de vista tu sonrisa, que no salgas de mi cabeza ni un solo segundo, que llegues y me cuentes que estás enamorado de ella y creas que no me afecta... Tengo cientos, miles, millones de razones para odiarte... y otras tantas para quererte... Que con solo verte ya mi día valga la pena, que si tú me sonríes se me olviden todos los problemas, que confíes en mí y me veas como una buena amiga, que seas tan inocente que te querría comer, que me hagas reír con 1000 payasadas, que seas la ilusión para levantarme cada día... ¿Sabes? Todo esto suena a lo mismo de siempre, a lo que te he escrito ya en miles de textos, esos que nunca has leído ni lo harás... Porque quizás ni siquiera sepas que existen, porque ni siquiera creo que te imagines todo lo que siento por ti, pero también porque dudo que te importaran aún sabiéndolo, y porque nunca te los voy a enseñar, porque tengo tanto miedo de perderte... Quizás esto empieza a ser repetitivo, porque estamos estáticos... No vamos hacia atrás, no te puedo olvidar, y te odio por eso... Pero tampoco vamos hacia delante, no paso de ser tu amiga, y por eso también te odio. Eso demuestra que debería odiarte, por lógica, porque hay razones de sobra para ello, quizás más que para quererte... Pero luego llegas, me sonríes y sonrío yo... Y ese motivo me basta para quererte y mandar a la mierda a la lógica y sus manías. Te quiero, no debería, pero lo hago, con lógica o sin ella..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.