SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME (L)

Seguidores

Este blog es internacional, por eso lo tenemos en cualquier idioma !

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

miércoles, 20 de julio de 2011

El final de algo solo es el principio de otra cosa.

Decisiones. Sí o no, esto o lo otro, todo o nada. Decisiones que nos afectan a pesar de que no las tomamos nosotros mismos, si no que tienen que ser otros los que decidan. Puede que decidan bien, o puede que no. Pero eso no importa, porque lo importante cuando dejas tu futuro, tu felicidad, en manos de otra persona, es saber, estar completamente seguro de que, haga lo que haga no vas a salir perdiendo. Porque de las ostias que da la vida se aprende. Quien nunca se ha caído no se sabe levantar. Y yo soy una experta en caerme, así que también lo soy en levantarme.
Al fin y al cabo, así es la vida. Tú eliges en quien confiar y en quien no, aprenderás de tus errores, crecerás, amarás, se te olvidará y sobre todo aprenderás con quien puedes y con quien no puedes contar. Y tendrás que aprender a abrazarte a quien puedas, y a quien no puedas no te abrazas, y no pasa nada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.