SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME (L)

Seguidores

Este blog es internacional, por eso lo tenemos en cualquier idioma !

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

miércoles, 12 de octubre de 2011

Él no es mi mundo. No es mi sueño ni mi motivo para levantarme. Su voz no suena en mi cabeza todo el día. No seré quien él quiera que sea. Y no, su mirada no me hace grande. Pero a pesar de todo esto, hay algo que me hace caer cada vez que le sorprendo mirándome. Y al parecer eso es mutuo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.