SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME (L)

Seguidores

Este blog es internacional, por eso lo tenemos en cualquier idioma !

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

jueves, 6 de octubre de 2011

Que voy a empezar diciendo que no te quiero, y voy a continuar dando mil y una razones de ello. Porque fuiste tú quien me dio alas para que pudiera volar y luego sin una breve y coherente explicación, me las cortaste. Me dejaste arrás del suelo y ahí es donde voy a continuar. Porque hay veces que te necesito, hay veces que realmente te necesito, y otras que no; ¿Qué quieres que te diga si hay veces que tampoco me entiendo a mí misma?
¿Te acuerdas cuando todo esto empezó? Ahora nuestra relación es una situación escandalosamente aburrida bañada en lágrimas y recuerdos que solo las puede secar una persona con sus te quieros y sus besos. La misma persona que te crea; es la que te puede destruir más fácilmente. Pero él ya no está. Porque los malos recuerdos son para ti como imborrables cicatrices que nunca cicatrizarán y permanecerán ahí. Que yo te echo de menos de vez en cuando, muy de vez en cuando; en cuanto pienso en ti. ¿Tú me echas de menos a veces? Respuesta que no quiero saber y deseo escuchar.
Porque es verdad esa otra historia de que del amor al odio hay un solo paso, aunque a mí me pareció eterno y un jodido mar de dudas. Para ti fue todo un error. Te he visto y ya no te recuerdo; no te quiero recordar. Para mi, fue mucho más. Te he visto, te quiero, me enamoro, la cago, te vas y no te olvido. Y para colmo, siempre te recuerdo. Joder, todo el mundo se está volviendo loco ahora que pensé que estábamos cuerdos…
Y esto que nos pasó, ni tu ni yo somos capaces de explicarlo. Aunque yo creo que todo esto vino porque yo jugué a quererte, y tú me has ganado. Porque tú no sabes lo que es depender por completo de una persona con el poder de destruirte en su boca, y tampoco sabes lo que es llegar a casa borracho como una cuba y pedirle un deseo a los aviones que cruzan el cielo creyendo que son estrellas fugaces.
Y tampoco sabes que podría seguir dando mil y una razones para intentar convencerme de que no te quiero. Pero de lo único que me he convencido, es de que la primera frase de estos versos, es completamente mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.