SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME, SÍGUEME (L)

Seguidores

Este blog es internacional, por eso lo tenemos en cualquier idioma !

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

sábado, 24 de marzo de 2012


Cuando estás mal, cuando lo ves todo negro, cuando no tienes futuro, cuando no tienes nada que perder, cuando... cada instante es un peso enorme, insostenible. Y resoplas todo el tiempo. Y querrías liberarte como sea. De cualquier forma. De la más simple, de la más cobarde, sin dejar de nuevo para mañana este pensamiento: «Ella no está». Ya no está. Y entonces, simplemente, querrías no estar tampoco tú.
Pincha aquí para ver esta foto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.